• Cortezas de queso parmesano, con un grueso de ½ pulgadas, no es recomendable un grueso inferior a ¼ pulgadas.

¿Quieres aprovechar unas cortezas sobrantes de queso parmesano? Aquí te ofrecemos una receta muy fácil de hacer que te encantará. Todo lo que necesitas es cortar las láminas de queso con no menos de ½  pulgadas de grosor y ayudándote con un tenedor, pasarlas sobre una llama de gas. Otra vía puede ser usando una parrilla, para tostarlas en un horno. Cuando ya esté el queso tostado, puedes cortarlo en tiras o cubos para comer. También puedes espolvorearlo sobre ensaladas o sopas.

 Modo de preparación

image65 image66Gas: Retire la rejilla de la estufa de gas, perfore con un tenedor una sección de la corteza del parmesano suave, ponga el gas a fuego medio. Sosteniendo el queso sobre la llama, tuéstelo suavemente hasta que esté bien dorado por el lado libre, luego retire el queso del tenedor y proceda a tostar el otro lado, de igual forma. Cuando el queso se haya dorado bien por ambos lados, póngalo sobre una tabla de cortar y córtelo en cubos o tiras. Añádalo a sopas, ensaladas, o simplemente cómalo como si se tratara de palomitas de maíz.

Parrilla: Forre una asadera con papel de aluminio y coloque las cortezas de queso dentro de ella. Ase el lado más suave por unos minutos hasta que estén ligeramente doradas. A continuación, gírelas para tostar el otro lado de las cortezas.  Una vez que se hayan dorado bien por ambos lados, ya puede retirarlas de la asadera y picarlas en tiras o cubos para comer.