• 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande rallada o picada
  • 3 dientes de ajo, picados
  • Sal y pimienta negra
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • El jugo de un limón (alrededor de 3 a 4 cucharadas)
  • Las tiras de cáscara del limón *
  • 6 tazas de caldo de pavo o de pollo
  • 1/2 taza a 1 taza de cebada (más cebada dará lugar a una sopa más espesa)
  • 2 tazas de trozos de pavo sobrante
  • 1/4 taza de perejil picado
  • 1/4 taza de cilantro picado

Sopa de pavo con limón y ceba

El fuerte sabor de la carne de pavo contiene deliciosamente bien al ácido limón la cúrcuma, el comino, jengibre y especias. La adición de cebada le da a la sopa cuerpo.

Use un pelador de verduras para pelar tiras de cáscara de un limón. Utilice un cuchillo afilado para raspar y eliminar cualquier parte blanca que aún permanezca en el interior de las tiras de cáscara.

Modo de preparación

  1. Caliente el aceite de oliva a fuego medio-alto en una olla pesada. Añada la cebolla rallada y cocine hasta que la cebolla esté transparente, unos 3 minutos. Agregue el ajo picado y cocine un minuto más, a continuación, mezcle la cúrcuma, el comino, el jengibre en polvo y una pizca generosa de sal.
  2.  Vierta el caldo y el jugo de limón y agrega las tiras de cáscara de limón. Llévelo a fuego lento y añada la cebada. Hierva a fuego lento hasta que la cebada esté cocida, unos 20-30 minutos.
  3. Cuando la cebada esté bien cocida, agregue el pavo picado, el perejil, el cilantro, la sal y pimienta al gusto. Cocine a fuego lento justo hasta que el pavo esté suficientemente caliente, alrededor de 3-5 minutos. Retire las tiras de cáscara de limón antes de servir.