• 6 yemas de huevo
  • 1/3 taza de azúcar
  • 3/4 taza de vino Marsala
  • 1 cucharadita de ralladura de cáscara de limón
  • Canela molida
  • Extracto de vainilla
  • 1 taza de crema espesa, batida
  • Fresas, frambuesas o bizcochos

El sabayón es un postre italiano sencillo hecho de yemas de huevo, azúcar y vino Marsala. Se suele servir caliente, aunque se puede servir frío o como una salsa, o incluso congelado. Este postre se clasifica como un “Caudle” en lugar de una crema. Un “Caudle” es una salsa utilizada para rellenar empanadas o tartas.

La receta original pide utilizar 3/4 tazas de azúcar, pero la mayoría de las opiniones afirman que eso es demasiado. Es por eso que han surgido recetas similares que piden la mitad de esa cantidad de azúcar. Así que sugerimos que se use 1/3 a 1/2 de taza, dependiendo del gusto. Este postre es realmente muy fácil de hacer.

Modo de preparación

  1. Coloque las yemas de huevo y el azúcar en un tazón grande de acero inoxidable, de fondo redondo. Añada la ralladura de limón, una pizca de canela y una gota de extracto de vainilla a la mezcla de yemas de huevo. Vierta el vino Marsala, aunque puede utilizar Vermouth dulce como sustituto.
  2. image53Llene una olla con agua hasta la mitad, lleve el agua a ebullición y reduzca el fuego a bajo. Coloque la bandeja o recipiente que contiene la mezcla de crema sobre el agua, la parte inferior del recipiente no debe tocar el agua. Bata la mezcla de crema, asegurándose de que el agua no hierva. Esto asegura que la mezcla se espese de manera suave y uniforme.
  3. Continúe batiendo durante unos 10 minutos, hasta que la mezcla se triplique en volumen, haga espuma y se vuelva pálido. Cuando se alcance la consistencia deseada, retire el tazón con la crema de la olla. Continúe batiendo por un minuto o dos para evitar que la crema se pegue a su contenedor. La crema, ligeramente espesa, se puede usar como una salsa. Si se le da mayor cocción, la crema se espesa más, dándole la textura de un mousse.
  4. Sirva este postre mientras todavía esté caliente, o si se quiere servir frío déjelo reposar durante unos 15 minutos. Acompañe con crema batida, fresas, galletas o bizcochos.