• 1 libra de fideos (coreanos u otro que usted prefiera)
  • Elija entre esta variedad de ingredientes:
  • lechuga, picada en trozos finos
  • col (repollo), cortada en rodajas finas
  • pepino, cortado en juliana
  • zanahoria, cortada en juliana
  • pera asiática, cortada en juliana
  • cebollas verdes, picadas en rodajas finas
  • hojas de sésamo, cortada en rodajas finas (opcional)
  • Brotes de rábano
  • 2 huevos duros
  • Salsa
  • 4 cucharadas de pasta de ají rojo coreano
  • 4 cucharadas de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo tostado
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo tostadas
  • En caso de no tener a mano la pasta de chile rojo coreano, puede utilizar estos ingredientes:
  • 1 cucharada de pimentón picante (o puede usar una cucharada de pimentón dulce húngaro más 1/2 cucharadita de pimienta de cayena)
  • 5 cucharadas de jarabe de maíz (claro u oscuro)
  • 1 diente de ajo machacado
  • 1 cucharada de agua
  • sal al gusto

Los coreanos llaman a este plato bibim guksu, se trata de una ensalada fría donde se mezclan tanto rodajas finas verduras crudas como huevo cocido duro. La salsa que mantiene todos los ingredientes juntos es dulce y picante, preparada a base de pasta de chile rojo, vinagre de arroz, azúcar y sésamo. El resultado es increíble. Esta receta es muy fácil y rápida de preparar, realmente la mayor parte del tiempo se emplea en cortar las verduras. Es bueno saber que en caso de no tener fideos coreanos, podemos sustituirlos por otras pastas, como los espaguetis. De manera general, los ingredientes son flexibles, sume, reste, ajuste a su gusto y a su disponibilidad.

Modo de preparación

  1. Llene una olla grande mediano con agua y póngala en el fuego para llevarla a punto de ebullición. Mientras que el agua se está calentando, prepare los ingredientes y la salsa. Pique la lechuga, la col, el pepino, la zanahoria, pera asiática, las hojas de sésamo y los brotes de rábano. También corte los huevos duros por la mitad. Ponga todos estos ingredientes a un lado por ahora.
  2. En un tazón pequeño, combine la pasta de pimiento rojo, el vinagre de arroz, la salsa de soya, la miel, el azúcar morena, el aceite de sésamo y las semillas de sésamo. Revuelva todo y reserve este mezcla.
  3. Una vez que el agua esté hirviendo añada los fideos y cocine según las instrucciones del paquete, o aproximadamente durante 6 minutos, hasta que estén al dente. Luego viértalos en un colador, enjuáguelos con agua fría y escúrralos. Para enfriar rápidamente los fideos también puede poner unos cubitos de hielo en el colador o poner los fideos escurridos en el congelador, pero asegurándose de que sea durante un corto período de tiempo.
  4. Para servir, coloque los fideos fríos en un tazón mediano. Cúbralos con la salsa y las verduras de su elección. Adorne la parte superior del plato con las mitades de huevo duro y unos pocos brotes de rábano.