• 1 libra de Gemelli, fusilli, o cualquier otra pasta o una combinación de pastas
  • Sal para el agua de la pasta
  • Aceite de oliva
  • 1 a 2 cucharadas de mayonesa
  • 4 oz de salmón ahumado, rallado
  • 1/2 taza de pimiento naranja o amarillo picado
  • 1/2 taza de apio finamente picado
  • 1/4 taza de cebollas verdes picadas (cebollinos)
  • 1 cucharadita de sal
  • pimienta recién molida
  • Una pizca de eneldo seco
  • 1 cucharada de jugo de limón

Tan simple, pero tan rico. Los trocitos de salmón ahumado hacen casi todo el trabajo pesado si de sabor se trata. Sólo requiere la mayonesa suficiente para que el salmón se pegue a la pasta. Y el apio y la pimienta proporcionan color y frescura crujiente.

Modo de preparación

  1. Coloque una olla grande de agua salada a hervir (use una cucharada de sal por cada 2 litros de agua). Añada la pasta. Cocine sin tapar, a un punto de ebullición hasta que estén listas, cocidas pero algo duras. Escurra y enjuague con agua fría. (Si estás haciendo la pasta antes de tiempo, agregue algo de aceite para evitar que se pegue entre sí.) Tenga en cuenta que si utiliza diferentes tipos de pasta, es posible que desee cocinarlas por separado pues pueden cocerse a un ritmo diferente.
  2. Añada el resto de los ingredientes, ajustando las cantidades de mayonesa, jugo de limón, sal y pimienta al gusto.
  3. Sirva frío o a temperatura ambiente.