• 2 libras de zanahorias (unas 5 zanahorias medianas) peladas
  • 2 libras de rábano daikon (aproximadamente 2 daikones grandes) pelados
  • 1 taza y 4 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 ½ tazas de vinagre blanco
  • 2 tazas de agua caliente (lo suficientemente caliente para disolver fácilmente el azúcar)
  • Alrededor de 5 tarros

Los encurtidos son servidos tradicionalmente en sándwiches vietnamitas. Los rábanos daikon o rabanos blancos son un poco como las salmueras de pan y mantequilla, crujientes,  no tan dulces y con un leve sabor a rábano. Si no está familiarizado con los daikon, son grandes (más de un pie), blancos y suaves.

Para una opción glucémica más baja, puede sustituir la taza de azúcar con 1 ¾  taza de jarabe de agave.

 

Modo  de preparación

  1. Corte las zanahorias y los rábanos daikon. El primer corte hágalo en segmentos de 2 ½  pulgadas de largo. A continuación, corte rodajas gruesas de ¼ de pulgada, apile estas rodajas y cortelas de nuevo en bastones gruesos de ¼  de pulgada.
  2.  image177image176Coloque las zanahorias y los rábanos daikon en un tazón grande. Espolvorelos con 4 cucharadas de azúcar y 2 cucharaditas de sal. Tenga las manos limpias para lanzar la sal y el azúcar a la zanahoria y el daikon. Mezcle las zanahorias y el daikon con las manos hasta que comiencen a ablandarse, unos 3 minutos. Estarán listos una vez que puedas doblar un trozo de daikon sin que se rompa.
  3. Transfiera las zanahorias y los rábanos a un colador, enjuague con agua fría y escurra bien.
  4.  image179image178En un recipiente (uno de 8 tazas funcionará muy bien para esto) mezcle una taza de azúcar, el vinagre y el agua tibia, hasta que el azúcar se disuelva.
  5. Prepare los frascos limpios. Embale el daikon y la zanahoria en los tarros, vierta sobre estos el líquido del paso anterior, séllelo, refrigere.
  6. Los encurtidos deben reposar por lo menos durante la noche antes de comérselos, su sabor mejora con el tiempo. Deben durar de 4 a 6 semanas en el refrigerador.
  7. Tradicionalmente se sirven en bocadillos ambulantes vietnamitas llamados Banh Mi. Estos encurtidos son geniales con cualquier cosa que normalmente se sirva con ensaladas, perros calientes o cerdo asado, o envueltos en un rollo de primavera. Puede simplemente comérselos directamente.