• 1/2 libra de nabos, pelados y cortados en cubos (alrededor de 1 1/3 tazas)
  • 6 oz de papas, peladas y cortadas en cubos (aproximadamente 1 taza)
  • 2 ½ cucharadas de cebollín verde, finamente rebanado
  • 1 huevo, ligeramente batido
  • 1/4 taza de harina para todo uso
  • aceite de semilla de uva, aceite de cacahuete o aceite de canola
  • Sal y pimienta

El sabor de estas empanadas es fenomenal, son una especie de cruce entre una torta y un buñuelo. Verás que son muy fáciles de hacer y muy apropiadas para las meriendas o brindarle a nuestras visitas.

Modo de preparación

  1. En una cacerola grande con agua hirviendo con sal, cocine los trocitos de nabos y papas durante 15 a 17 minutos, hasta que estén tiernos, escúrralos  y  póngalos en un tazón. Aplástelos con un tenedor y agregue el cebollín verde, el huevo, harina, la sal y pimienta al gusto.
  2. Cubra el fondo de una sartén con aceite, caliente la sartén a fuego medio-alto hasta que la superficie del aceite comience a brillar, pero no echando humo. Tome porciones de la masa de papas y nabos con una cuchara y ponga en un molde para darle forma a las empanadas. Póngalas a freír hasta que estén doradas completamente, unos 4 minutos por cada lado. Transfiera las empanadas a unas toallas de papel para drenar el exceso de aceite. Luego acompañe con un jugo bien refrescante.