Cómo hacer muslos de pollo al horno con patatas

Hoy os traigo una receta súper fácil y deliciosa para hacer en casa. Si te gusta el pollo y las patatas, ¡esta receta es perfecta para ti! En este artículo te enseñaré cómo hacer unos jugosos muslos de pollo al horno con patatas crujientes.

Primero, precalienta el horno a 200 grados. Mientras tanto, pela y corta las patatas en rodajas finas y colócalas en una bandeja para horno.

Después, en un bol pequeño mezcla aceite de oliva, ajo picado, sal y perejil fresco picado. Unta esta mezcla sobre los muslos de pollo y colócalos sobre las patatas.

A continuación, mete la bandeja en el horno durante 45 minutos. Asegúrate de que el pollo esté bien cocido antes de sacarlo del horno.

Por último, saca la bandeja del horno y deja reposar durante unos minutos antes de servir. ¡Y ya está! Fácil, ¿verdad?

Espero que disfrutes de esta receta tanto como yo. ¡Buen provecho!

Calorías en muslo de pollo al horno: ¿Cuánto debes saber?

Si estás buscando una comida saludable y deliciosa, los muslos de pollo al horno con patatas son una excelente opción. Los muslos de pollo son una gran fuente de proteínas y nutrientes esenciales para el cuerpo humano. Sin embargo, hay una pregunta importante que debes hacerte antes de disfrutar de esta deliciosa comida: ¿Cuántas calorías tiene un muslo de pollo al horno?

La respuesta es que depende de varios factores:

  • El tamaño del muslo de pollo
  • La cantidad de aceite, especias y otros ingredientes que se utilizan para cocinar
  • El tiempo y la temperatura en que se cocina el pollo

En general, un muslo de pollo al horno sin piel de tamaño mediano contiene alrededor de 220-240 calorías. Si lo comparas con otras opciones de carne, es una opción saludable y baja en calorías.

Sin embargo, si te preocupa el contenido calórico de tu comida, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir la cantidad de calorías en tu plato de muslos de pollo al horno. Aquí te dejo algunos consejos:

  • Retira la piel antes de cocinar el pollo. La piel contiene muchas grasas y calorías.
  • No uses demasiado aceite para cocinar. Utiliza una pequeña cantidad de aceite de oliva o aceite de coco para cocinar los muslos de pollo al horno.
  • Utiliza especias y hierbas en lugar de salsas y aderezos altos en calorías.
  • Hornea los muslos de pollo en lugar de freírlos. Hornear los muslos de pollo es una excelente manera de reducir la cantidad de calorías en tu comida.

En resumen, los muslos de pollo al horno con patatas son una deliciosa y saludable opción de comida. Puedes disfrutar de esta comida sin preocuparte demasiado por las calorías si sigues los consejos mencionados anteriormente. ¡Buen provecho!

Descubre el sabor delicioso del muslo de pollo

Si eres un amante del pollo, seguro que te encantará descubrir el delicioso sabor del muslo de pollo. Esta parte del pollo es una de las más jugosas y sabrosas gracias a su alto contenido en grasa.

Si quieres aprender a preparar unos riquísimos muslos de pollo al horno con patatas, solo tienes que seguir unos simples pasos:

  1. Prepara los ingredientes: muslos de pollo, patatas, cebolla, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta.
  2. Pela las patatas y córtalas en rodajas.
  3. Corta la cebolla en juliana y pica el ajo.
  4. Coloca los muslos de pollo en una bandeja para horno y añade las patatas, la cebolla y el ajo.
  5. Sazona con sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva.
  6. Introduce la bandeja en el horno precalentado a 200 grados durante aproximadamente 45 minutos.
  7. Saca la bandeja del horno y, ¡listo para servir!

Como puedes ver, preparar unos deliciosos muslos de pollo al horno con patatas es muy fácil y rápido. Además, te aseguramos que el sabor será espectacular gracias al toque jugoso y sabroso del muslo de pollo.

¡Anímate a probar esta receta y disfruta del sabor irresistible del muslo de pollo!

Me alegro un montón de que hayáis llegado hasta aquí. Espero que os haya molado la receta y que os animéis a probarla en casa. Recordad que el truco está en el tiempo de cocción y en un buen adobo. Si os surge alguna duda o queréis compartir cómo os ha quedado, ¡dejad un comentario abajo! ¡Un abrazo fuerte y buena cocina!

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir