• Albóndigas
  • 1 ½ libras de pavo (carne del muslo si la tiene disponible)
  • ½ taza de crema agria
  • 1 huevo
  • ½ taza de pan rallado
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picada
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 cucharadita de semillas de hinojo
  • 2 cucharaditas de romero fresco picado
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • ½ cucharadita de hojuelas de pimiento rojo
  • 1/3 taza de harina, para el dragado
  • Salsa
  • ¼ taza de aceite de oliva
  • ½ jalapeño Chile, sin semillas picados
  • 2 dientes grandes de ajo picados
  • 3 cucharadas de vino blanco o caldo de pollo
  • 1 ½ libras de tomates frescos picados
  • ¼ taza de albahaca fresca, cortada en rodajas finas

Es difícil equivocarse con las albóndigas, sólo debes asegurarte de no unirlas en exceso, y dorarlas lo suficientemente lento y con suficiente grasa, para que el sabor se desarrolle y se cocinen bien las albóndigas. Dicho esto, las albóndigas hechas con carne de pavo molida pueden tender a secarse, para contrarrestar esta situación le añadiremos un poco de crema agria a la mezcla, además de pan rallado.

También utilizaremos carne de muslo de pavo picada, los muslos no sólo van a ser más húmedos que la pechuga, sino que también son más sabrosos.

Modo de preparación

  1. En un recipiente grande, coloque el pavo, el pan rallado, la crema agria, el huevo, la albahaca picada, la sal, el romero picado, orégano, tomillo, semillas de hinojo y las hojuelas de pimiento rojo. Mézclelos suavemente con sus manos (limpias). Coloque la harina en una taza o plato. Utilice las palmas de las manos para formar albóndigas de 1 ½  a 2 pulgadas de ancho. Envuélvalas en la harina y póngalas en un plato o bandeja. Deberá tener alrededor de 18 a 22 albóndigas.
  2. Caliente el aceite de oliva a fuego medio-alto en una sartén poco profunda. Con suavidad, coloque las albóndigas en la sartén. Puede que tenga que trabajar en lotes que no llenen la sartén. Una vez que las albóndigas estén chisporroteando, baje el fuego a medio-bajo y cocine suavemente al menos 3 de sus lados, para que se dore casi por todas partes, y se cuezan bien. Use un tenedor para empujar las albóndigas en la sartén. Cocinar las albóndigas debe tomarle alrededor de 10 minutos por lote. Hacerlo a  fuego lento asegurará que las albóndigas se doren y queden bien cocidas. Use una cuchara ranurada para sacar las albóndigas de la sartén al plato.
  3. image167 image168Añada el jalapeño y el ajo a la sartén y cocine por 1 minuto. Añada vino blanco o caldo de pollo. Suba el fuego a alto y reduzca el líquido hasta el punto de que una cuchara de madera deje un sendero a través de la sartén mientras lo raspa a lo largo de la parte inferior de la cacerola. V
  4. image169 image170Vuelva a colocar las albóndigas en la sartén con la salsa y cubra todo con la salsa. Agregue los tomates frescos y mézclelos bien. Cocínelos por cuatro minutos, o hasta que los tomates comiencen a descomponerse. No queme los tomates. Retire la sartén del fuego y añada la albahaca fresca.
  5. Sirva con queso mozzarella fresco, parmesano o pecorino. Sirva esta receta sola o con pasta, arroz, o en un sándwich.