• 1/3 taza de salsa soya
  • 1/3 taza de mermelada de naranja
  • 1/3 taza de miel
  • 2 cucharadas de vinagre de vino de arroz
  • Una pizca de hojuelas de pimiento rojo picado
  • 1 libra de lomo de cerdo
  • 2 cebolletas picadas en rodajas finas (opcional)

El secreto para obtener un buen lomo de cerdo asado a la parrilla, radica en vigilarlo cuidadosamente mientras se cocina, siempre con un termómetro de carne en la mano. El lomo de cerdo es un corte de carne largo y estrecho que suele cocinarse rápidamente, de modo que la diferencia entre un asado perfectamente hecho y uno sobre cocido, es relativamente pequeña en cuanto a tiempo.

Modo de preparación

  1. En una cacerola pequeña, ponga la salsa de soya, la mermelada, miel, el vinagre de vino de arroz y el pimiento rojo a hervir, a fuego medio. Retire del fuego y deje enfriar a temperatura ambiente. Distribuya uniformemente el adobo en dos vasijas y mantenga el lomo por un mínimo de 1 hora en esta mezcla.
  2. Caliente la parrilla a 350 ° F, ponga el lomo. Áselo 8 minutos por un lado,  dependiendo del tamaño del lomo de cerdo. A continuación, gírelo y ase durante otros 6-10 minutos. Utilice un termómetro para carnes, de modo que al insertarlo en la parte más gruesa de la carne, a unos 6 minutos de estar asándose la segunda cara, la temperatura interna haya alcanzado los 140 º F. Luego retire el asado del fuego.
  3. Si la carne ha alcanzado una temperatura por encima de 140 ° F, es posible que tenga que cortarla  inmediatamente o esta puede continuar cocinándose.  Si ha sacado el asado a tiempo, déjelo reposar  10 minutos antes de cortarlo en rodajas finas y espolvorearlo con el glaseado restante y las cebolletas.
  4. Sirva con arroz.