• 3 libras de boniato, pelados y cortados en trozos
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 1/2 taza a 1 taza (o más) de agua
  • 1/4 taza de cebolla, picada
  • 1/2 diente de ajo pequeño, picado
  • 1/4 taza de hojas de menta, picadas
  • 2 cucharadas de cilantro, picado
  • Sal
  • Azúcar
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla

Aunque puede parecer una receta poco común, el exquisito sabor que se obtiene al preparar este plato es inolvidable. Antes de mostrar los pasos que debes seguir, es bueno que conozcas varios trucos muy convenientes para ganarte las felicitaciones de quienes los prueben. Lo primero es que el boniato debe ser asado preferentemente y no hervido, aunque de esa forma también funciona. No debe faltar la menta, debido a que es el ingrediente especial en la receta y adicionando vainilla lograrás que la masa parezca aún más cremosa.

Modo de preparación

  1. Recuerde que puede cocinar los boniatos hervidos o asados, la recomendación es asarlos. Para ello, debes frotar el aceite de oliva por todas las partes, espolvorear con un poco de sal y ponerlos en una bandeja para asar, cocinar a 425 ° F durante 40 minutos, hasta que estén cocidos y ligeramente dorados. Si los vas a hervir, debes ponerlos en una cacerola y cubrirlos con agua fría. Lleve a ebullición, añada 1/2 cucharadita de sal, baje el fuego y cocine a fuego lento durante unos 15-20 minutos, o hasta que un tenedor penetre fácilmente a través de los trozos.
  2. Coloque los trozos de boniato en un tazón grande, agregue el aceite de oliva, haga un puré con un machacador de papas hasta que estén completamente aplastados. Agregue lentamente el agua, removiendo con una cuchara de madera hasta que el puré de boniatos alcance la consistencia deseada.
  3. Añada el extracto de vainilla a la masa y mezcle bien. Agregue la cebolla, el ajo, la menta, el cilantro,  más sal al gusto y tal vez un poco de azúcar si lo desea.