• 2 cucharadas de aceite de oliva o de semillas de uva
  • 1 1/2 libras de papas peladas y cortadas en cubos de 1/4 de pulgada
  • 1 taza de cebolla, picada
  • 4 onzas de salmón ahumado en caliente, roto en escamas
  • 2 cucharadas de crema agria
  • 2 cucharadas de rábano picante, preparado
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 2 cucharadas de cebollino, picado
  • 1 cucharada de perejil fresco, picado
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • cuñas de limón y crema agria adicional para servir

Te recomiendo que pruebes esto para un desayuno. Nada como una buena inyección de energía a base de salmón ahumado caliente y papas, acompañado de un huevo frito, para comenzar tu día.

Modo de preparación

  1. Caliente el aceite en una sartén de hierro fundido, a fuego medio. Añada las patatas y las cebollas, revolviendo para cubrir con el aceite. Separe las patatas y las cebollas formando una capa uniforme en la sartén. Rocié las papas con un poco de sal. Cocine, usando una espátula de metal para raspar el fondo de la cacerola, girando las patatas cada 2-3 minutos, hasta que estén doradas y en su mayoría bien cocidas, unos 15-20 minutos.
  2. Mientras que las patatas se están cocinando, mezcle el salmón, crema agria, el rábano picante, la mostaza, el cebollino y el perejil en un tazón. Cuando las papas estén hechas, agréguelas a la mezcla de salmón hasta que esté bien combinada. Añada sal y pimienta al gusto. Deje reposar en la sartén durante 5 minutos antes de servir, el calor remanente permitirá que se mantenga cálido. Si lo desea puede espolvorear con un poco de limón y agregarle algo de crema agria adicional. Acompañe esta receta con un huevo frito o algún otro ingrediente de su preferencia.