• 1 manojo de acelgas frescas
  • 1 diente de ajo, picado en rodajas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de agua
  • Una pizca de pimienta roja seca, triturada
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • Sal

Esta sencilla y refrescante ensalada de acelgas puede ser una opción para cuando necesites algo de variedad e innovación en tu cocina. A muchas personas no les agrada el sabor de la acelga, pero te daré una pista, el detalle para poder disfrutar de una buena ensalada de acelgas está en prepararla con hojas muy frescas, mucho mejor si las puedes comprar en un mercado del propio agricultor. Si ya la has preparado antes y no te ha convencido del todo, prueba ahora con esta aclaración y verás como mejoran los resultados.

Modo de preparación

  1. Enjuague la acelga cuidadosamente. Retire la parte más dura del tallo, deséchelo o guárdelo si quiere para otra receta. Pique las hojas en tiras de 1 pulgada de ancho aproximadamente.
  2. Caliente una sartén a fuego medio, agregue el aceite de oliva, unas rebanadas pequeñas de ajo y el pimiento rojo picado. Cocine durante aproximadamente 1 minuto. Añada las hojas de acelgas picadas, cubriéndolas con las especias. Compruebe después de unos 5 minutos si se ve seca, en cuyo caso deberá añadir un par de cucharadas de agua. Voltee las hojas, de modo que la parte que antes estaba hacia el fondo ahora esté hacia arriba. Cubra de nuevo y compruebe el punto de cocción después de otros 5 minutos. Añada sal al gusto y una pequeña cantidad de mantequilla. Retire la acelga a un plato de servir y disfrute el sabor de una ensalada diferente.