• 1 onza de aceitunas verdes sin hueso (aproximadamente 10 medianas), picadas en trozos o en rodajas
  • 1/2 cucharadita de romero fresco, picado
  • 1 cebolla verde o cebolleta, picada
  • 1/2 cucharadita de alcaparras
  • aceite de oliva
  • 1 manojo de acelgas, lavadas y escurridas
  • pimienta negra recién molida al gust

He aquí una variante muy sabrosa para una tradicional ensalada de acelgas, agregando sencillamente un toque más salado y alegre al paladar con aceitunas.

Modo de preparación

  1. Mezcle las aceitunas, romero, cebolla verde y alcaparras con una cucharada de aceite de oliva y deje reposar mientras preparar la acelga.
  2. Use un cuchillo para cortar a lo largo de los bordes del tallo principal de cada hoja de acelga, retire los tallos. Córtelos en rebanadas de media pulgada aproximadamente y reserve. Corte las hojas por separado en tiras bien finas. Mantenga las hojas y los tallos separados pues no se cocinan juntos.
  3. Caliente una sartén a fuego medio-alto. Cubra bien el fondo con una cucharada de aceite de oliva o más si es necesario para que quede completamente cubierto. Cuando el aceite esté caliente, añada los tallos de acelga. Cocine durante un par de minutos, revolviendo con frecuencia, hasta que empiecen a ablandarse. A continuación, agregue la mezcla de las aceitunas. Cocine por un minuto más, y luego añada las hojas de acelgas picadas a la sartén. Utilice pinzas o dos cucharas grandes para revolver la acelga junto con los demás ingrediente y lograr que se cubra con aceite de oliva.
  4. Tape la cacerola y reduzca el fuego a bajo. Deje cocinar unos minutos, levante la tapa de vez en cuando para remover las acelgas. Una vez que se hayan marchitado bien, retire del fuego. Espolvoree su ensalada con pimienta negra al gusto.