• 3 a 3 1/2 libras de costillas de cerdo, en los huesos
  • 3 dientes de ajo, picados en rodajas finas
  • 1 cucharada de semillas de comino
  • 1 cucharada de pimienta negra
  • sal y pimienta recién molida
  • 1 frasco de 32 onzas de col agria, escurrida
  • 4 tazas de col finamente picada
  • 1 cebolla amarilla mediana, cortada en rodajas finas
  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 2 tazas de agua
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 1 botella de su cerveza favorita
  • 1/4 cucharadita extra de semillas de comino

Aquí te proponemos una variante de otra de nuestras recetas con costillas de cerdo, especial para aquellos que disfrutan la combinación de carnes y vegetales en un mismo plato.

Modo de preparación

  1. Frote las costillas con ajo, semillas de comino y pimienta negra molida. Envuelva en papel plástico y refrigere hasta por 24 horas en caso de ser posible.
  2. Precaliente el horno a 400 ° F. Saque las costillas del plástico. Sazónelas con sal y pimienta. Envuelva las costillas ahora con papel de aluminio y colóquelas en una asadera. Hornee durante 1 hora y 15 minutos, o hasta que estén tiernas. Retire las costillas del horno y reserve por ahora.
  3. Coloque la col agria, las semillas de comino, cebollas, azúcar moreno y la col fresca en un horno holandés. Revuélvalos con la cerveza, el agua y el caldo de pollo. Agregue la pimienta al gusto. Reduzca la temperatura del horno a 375 ° F. Hornee esta mezcla tapada durante 3 horas.
  4.  Baje la temperatura del horno a 325 ° F. Coloque las costillas junto a los ingredientes anteriores, tape y cocine por una hora adicional. Adiciones más líquido si fuera necesario. Para servirlas será mejor si las acompaña con papas hervidas.