• 2 tazas de cebolla, picada
  • 4 dientes de ajo, picados finamente
  • 1 taza de pimiento verde, picado
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • Dos latas de 35 oz de tomates guisados, aplastados
  • Dos latas de 15 oz de frijoles, escurridos
  • 2 cucharadas de pasta de tomate
  • 3/4 taza de caldo de pollo o pavo
  • 2 cucharadas de chile en polvo (o hasta 4 cucharadas si te gusta realmente caliente)
  • 1 cucharada de comino molido
  • 1 cucharada de hojuelas de pimiento rojo
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharada de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 3 a 4 tazas de carne deshebrada de pavo cocido
  • Azúcar
  • queso cheddar rallado, cebolla roja picada y crema agria para decorar si lo deseas.

Con motivo de alguna que otra celebración que hayas tenido en casa, es posible que decidieras elaborar una receta con carne de pavo y que ahora tengas un poco de carne sobrante disponible para cocinar este sabroso chili de pavo.

Modo de preparación

  1. Coloque un poco de aceite de oliva en una olla grande de fondo grueso y cocine la cebolla y el pimiento verde a fuego medio-alto, revolviendo, hasta que se doren, unos 5 minutos. Agregue el ajo, el chile en polvo, comino y las semillas de pimiento rojo. Cocine, revolviendo, durante un minuto o dos más. Añada un poco más de aceite de oliva si es necesario.
  2. Añada los tomates, la pasta de tomate, el caldo, los frijoles, el orégano, la sal, la pimienta y la carne de pavo cocido. Lleve la mezcla a ebullición y reduzca el fuego a bajo. Cocine a fuego lento, sin tapar, durante una hora o hasta que logre el espesor deseado.
  3. Adicione la sal a su gusto y de 1 a 3 cucharaditas de azúcar para equilibrar la acidez de los tomates si se desea.  Además puede enriquecer el sabor agregándole queso cheddar rallado, cebolla roja picada y crema agria. Para servir puede acompañar con arroz, con pan de maíz o sencillamente comerlo solo.