• 1 libra de camarones grandes) sin cáscara (16-20 piezas)
  • Sal
  • 3-4 dientes de ajo rebanados, o 1 cucharada de ajo machacado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2-3 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de perejil finamente picado
  • 1/2 taza de vino blanco
  • 1/2 a 1 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo
  • pimienta negra recién molida al gusto
  • 1 cucharada de jugo de limón

¿Acaso eres de las personas que tiene una comida favorita para esos días en que no desea cocinar algo tan elaborado, sino un plato de cocción rápida y sencilla? Si es así, puede ser que los camarones estén entre tus ingredientes estrellas para este tipo de emergencia. Esta receta conocida como camarones a la scampi consiste simplemente en saltear los camarones con ajo, en mantequilla y aceite de oliva, salpicar con vino blanco, dejar que este se reduzca y para finalizar, se agrega un poco de perejil fresco, jugo de limón y pimienta negra. Si están utilizando camarones congelados, puedes ponerlos a descongelar un poco antes en un recipiente grande de agua helada. Como ves, lo que te proponemos es una opción verdaderamente rápida.

Modo de preparación

  1. Caliente una sartén a fuego medio -alto y agregue el aceite de oliva y la mantequilla. Una vez que la mantequilla se derrita, agregue el ajo y las hojuelas de pimiento rojo. Sofría por un minuto, o hasta que vea que los bordes de algunos de los ajos apenas comienzan a dorarse.image102
  2. image103Una vez que el ajo empiece a dorarse, añada los camarones a la sartén. A continuación, añada el vino blanco y revuelva para mezclarlo con el resto de los ingredientes. Cubra los camarones con la mezcla formada por la mantequilla, el aceite y el vino. Separe los camarones en una capa uniforme en la sartén. Suba el fuego a la posición máxima y deje que hierva vigorosamente durante 2-3 minutos.image104
  3. image105Vire los camarones y deje hervir el vino durante otro minuto. Retire del fuego, añada el perejil y revuelva para combinar.
  4. Finalmente agregue el jugo de limón y pimienta negra.
  5. Este plato se puede servir solo, con pan crujiente, sobre una pasta o con arroz.