• Escabeche
  • 1/2 taza de jugo de naranja
  • 1 taza de vino blanco
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 2 cucharaditas de tomillo fresco o 1 cucharadita de tomillo seco
  • 2 cucharadas de romero fresco picado o 1 cucharada de romero seco
  • 1/4 cucharadita de pimienta recién molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Mezclar los ingredientes en una licuadora, sólo unos pocos pulsos hasta que estén bien mezclados.
  • Cordero asado
  • 6 libras de pierna de cordero, con hueso o sin hueso. Si la carne es deshuesada, la pierna debe ser atada con hilo de cocina de carnicero.
  • Escabeche
  • Sal

El detalle más importante que usted debe recordar a la hora de cocinar un asado de cordero es no sobre-cocinar. El cordero tiene un sabor propio tan maravilloso, que no debemos arruinar cocinándolo innecesariamente, basta con que la carne esté blanda, aunque por dentro pueda tener un color rosado todavía. Existen varias opiniones acerca de cómo obtener los mejores resultados cocinando esta receta, a fuego lento todo el tiempo o dorando la carne primero a fuego alto y luego cocinar a fuego lento. La decisión queda en sus manos, pero por lo general, se obtienen buenos resultados con el segundo método, que es el método descrito en la siguiente receta. Un buen truco radica en preparar un adobo simple de romero, aceite de oliva, ajo, pimienta y jugo de limón. También se pueden hacer cortes pequeños en la superficie de las rodajas asadas e insertar ajo y hierbas aromáticas.

Modo de preparación

  1. image84 Coloque el cordero y el adobo en una bolsa de plástico. Exprima la mayor cantidad de aire posible de la bolsa y amárrelo. Envuelva de nuevo con otra bolsa de plástico para garantizar que el cordero no gotee. Manténgalo así durante varias horas, o durante la noche, en el refrigerador. Retire el cordero, aún en su bolsa de adobo de la nevera al menos una ho
    ra antes de ponerlo en el horno para llevar la carne a temperatura ambiente antes de asar.
  2. Precaliente el horno a 425 ° F. Organice dos bastidores en el horno, uno central para sostener el cordero y otro inferior para mantener una asadera con la que atrapar los goteos. Coloque el recipiente vacío para asar en el horno mientras el horno está precalentando. Esta disposición ayuda a que el asado se cocine más rápido.
  3. image86image85Retire el cordero de su bolsa, seque el adobo con toallas de papel y agregue sal y pimienta generosamente por todos los lados de la carne. Si la carne tiene alguna grasa, c
  4. oloque esa parte hacia arriba, de forma tal que mientras que el cordero se cocine, la grasa se derrita en la carne. Inserte un termómetro de carne en la p
    arte más gruesa de la carne, sin tocar el hueso si el asado es con hueso.
  5. image87Ase la carne a 425 ° F durante 20 minutos. Luego, reduzca el calor a 300 ° F y ase una hora adicional, unos 10-12 minutos por libra. Si usted está cocinando un asado con hueso, el hueso actúa como un aislante y requiere más tiempo de cocción que un asado sin hueso. En este punto, empiece a comprobar el termómetro para carnes. Tenga en cuenta que cada vez que abra la puerta del horno, usted necesitará 10 minutos más o menos para que el horno vuelva a su temperatura, lo que ralentiza el proceso de cocción. Retire del horno entre los  130 ° F y 135 ° F porque el cordero nunca debe cocinarse hasta que esté bien hecho o será demasiado seco. Deje reposar durante 15-20 minutos antes de cortarlo. Corte el hilo de cocina y con un cuchillo comience a cortar la carne en rodajas gruesas, a contrapelo de la carne.
  6.  image88Mientras el asado está en reposo, use una espátula de metal para raspar los restos de la grasa. Utilícela para hacer una salsa o para añadirla sobre el propio asado de cordero. También puede servir con un poco de mermelada casera de menta para añadirle cierto sabor de lujo.